Kidia, el nuevo rostro de Chile

Tuesday, July 17, 2018 5:54 PM

Revista Cocktail Nº 18 - Perú


La nueva marca de vino al mando de dos apasionadas jóvenes enólogas, busca captar aquellos nuevos consumidores que se inician en el mundo del vino.

ESCRIBE PAOLA SUAREZ*

La familia del Pedregal ha estado ligada a la industria del vino desde 1825, luego de que Carlos Alberto del Pedregal Ilegara a Chile desde Asturias, España, trayendo consigo vides europeas. Eligió para establecerse el hermoso Valle de Loncomilla, en la Región del Maule, atraído por sus excelentes condiciones para desarrollar esta actividad. Desde entonces, ocho generaciones se han mantenido dedicadas al negocio vitivinícola, resguardando siempre las tradiciones originales, y adaptádose a los tiempos actuales. Es así como la empresa ha ido paulatinamente invirtiendo en tecnologías cada vez más modernas, adquiriendo nuevos predios y esforzándose por responder en forma dinámica a los requerimientos del consumidor del siglo XXI.

Con sólo dos años en el mercado intemacional, Kidia se presentó de estreno en el Alta Gama Winefest celebrado en el Hotel Country Club de Lima y a tan solo dos meses de su ingreso en sus locales. Debido a ello, llegó a Lima Natalia Pérez, enóloga asistente técnica de la línea, con quien conversamos sobre el concepto de su propuesta.

"Esta marca nace a partir de la necesidad de crear vinos más amigables, que no resientan la madera en boca. Preservar la fruta, que acompañe, que no desarme el vino, que no canse. Somos dos enólogas, la Chief Winemaker es Rosario Domínguez, que tiene ya diez años en la bodega. Yo me integro hace dos años, somos muy jóvenes y venimos de una nueva escuela, una enología moderna>> nos comenta Natalia, con elocuente frescura y pasión. El haber viajado por el mundo y notar la marcada persistencia en el uso de madera en los vinos, le sirvió para que la convocaran a este proyecto, donde buscaban crear una línea intermedia dirigida a un consumidor joven que buscara experimentar nuevas sensaciones.

Un portafolio completo donde la presencia de la barrica francesa es parte de la visión de su creación para acentuar la calidad del resultado donde la fruta es el objetivo primordial para captar ese público ávido de aprendizaje en la cultura del vino con líneas amigables y de gran expresión.

La línea varietal comprende expresiones de Sauvignon Blanc, Chardonnay, Cabernet Sauvignon y Merlot. La línea reserva, Sauvignon Blanc, Merlot, Carmenere, Syrah y Chardonnay y la línea gran reserva, que comprende Cabernet Sauvignon y Carmenere.

"Nuestra línea reserva presenta dieciocho meses de crianza en barrica de roble francés, que si lo pruebas no piensas que tiene tantos meses en barrica; se siente la fruta, la naturaleza de la variedad". Tuve el placer de probar el Merlot Reserva y causa ese efecto cuando lo disfrutas en boca."

En la línea varietal, que es nuestra línea más baja, tratamos de no usar barrica por el tema de preservar la fruta 100%. Nuestra línea varietal está elaborada para que destapes una botella de vino y te tomes la botella completa. La idea es invitar al consumidor a tomar algo muy simple bajo los aromas varietales de la uva. Luego pasamos a nuestra línea reserva en la que ya empieza la complejidad. Acá trabajamos con un 20% de barrica de primer uso, 30% segundo uso, y 50% de tercer uso". El objetivo de esta mixtura es proporcionar al vino la potencia de la madera con el uso de barricas de primer uso y suavizar la madera con la barrica de tercer uso, y que al complementarse, ninguno invada a la fruta. Toda la línea reseva va a barrica por 18 meses, se utiliza barrica francesa porque consideran que es mucho más delicada que la barrica americana. "Cuando uno quiere conservar el aroma natural del vino lo único que te sirve es la barrica francesa. Es muy delicada y en las variedades blancas las usamos sin tostar para conservar el aroma, y en las variedades mas tintas -como el Cabernet Sauvignon- trabajamos un poco más de tostado más light. No nos gusta el tostado intenso que claramente tapa el aroma del vino. Y para la línea gran reserva trabajamos con barrica de primer y segundo uso 50% y 50%.

Kidia es importado por su socio estratégico Adelco, en Perú. "La recepción del público ha sido muy buena, hemos recibido muy buenos comentarios de la gente en cuanto a la calidad del vino, la calidad de la uva, la calidad de los aromas, y la calidad de la madera que estamos usando. Ha sido muy bien recibido".

Definitivamente una línea cautivadora desarrollada con la pasión y audacia de dos mujeres que luchan en el competitivo mundo del vino obteniendo grandes e importantes resultados. //

* Wine lover